include
 
New Page 1

Menu
Menu
La Tercera Edad a la Luz de la Biblia
 

Por: Julio Abel Sotz

INTRODUCCIÓN:
A las personas con 65 años en adelante, se les clasifica dentro de la tercera edad, a esta etapa de la vida también se le denomina senectud, ancianidad, vejez, mayores, segunda juventud, tercera edad, etc. es la edad en que se pierden las fuerzas, y en la misma Biblia se aborda el tema, en Eclesiastés 12 dice que el hombre pierde su fuerza en la vejez; además, en este período , pueden aparecer enfermedades como alzheimer, artrosis, y otras.

LABORALMENTE:
es el período que no es fácil encontrar un trabajo, no se da trabajo a personas mayores, es el período de jubilación y no se concibe como un reconocimiento de su labor, sino que se percibe como un período de inutilidad, en el que muchos temen jubilarse y algunos han muerto en soledad. Por ello a algunos no les gusta que les digan “viejo”, y aún abuelito. Ellos huyen o se molestan si se les denomina así. No quieren vivir o les resulta muy incómodo este período.

COMO DIOS LOS VE:
Para ello hay que revisar las páginas de la Biblia. Los ve como personas de experiencia, como consejeros que pueden orientar a la generación que inicia la vida (Prv.19:20). Como personas de honra, que en el hebreo original, tiferet, significa: bella, brillo, gloria, glorioso, hermosura, hornamento, e indica que este período no es de desilusión, vergüenza o menosprecio, sino de un alto valor (Prv.16:31). Es una etapa fructífera, productiva, llena de labores, donde el vigor en manos de él, incentiva (Sal.90:14).

Y DIOS LOS USA:
Véase algunos ejemplos. SARA, tuvo a Isaac, el Hijo de la Promesa en su vejez. (Gn.21:2) y exalta su carácter materno en plena vejez (Gn.21:7). ELIZABETH concibe en su vejez al gran hombre de Dios, Juan el Bautista. (Lc.1:36). A MOISÉS, a los ochenta años Dios lo llama para libertar y conducir a su pueblo (Hch.7:30, 35).

CONCLUSIÓN:
En la perspectiva bíblica, la tercera edad es una etapa, la cual en las manos de Dios, puede servirle, glorificarle, hacer mucho trabajo y ser de bendición al pueblo de Dios. hermano, hermana, si usted está en esta etapa de la vida, en lugar de pensar que llegó el ocaso, mejor piense que es el inicio de su mejor manera de servir a Dios. la vejez no es motivo de vergüenza, sino de servir a Dios con alegría y dignidad.

 
 Volver al BLOG
 
 
 



Convención de Iglesias Bautistas de Guatemala | © Copyrights 1996-2022by   Xentra.com